Estás leyendo
Semana 1 de embarazo

Semana 1 de embarazo

Primera semana de embarazo

¡Sorpresa! Aunque no lo creas, y a pesar de que originalmente te encuentres en la primera semana de embarazo, no estás embarazada en absoluto. ¿¡Cómo!?. Muy sencillo, la mayoría de ginecólogos y obstetras tienden a contar el embarazo desde el primer día de tu último período.

Esto es debido habitualmente a que la ovulación, y en especial la concepción, son realmente difíciles de identificar. Sin embargo, los signos físicos o síntomas de la menstruación sí son mucho más fáciles de detectar.

Debido a ello, para el médico la semana 1 de embarazo (o primera semana de embarazo, a fin de cuentas) significa que estás en el período y aún no estás embarazada. De hecho, no concebirás al bebé hasta la semana dos o tres de embarazo, lo que dependerá directamente de la duración de tu ciclo.

Si acabas de descubrir que estás embarazada, porque por ejemplo te has realizado una prueba de orina casera, puedes pensar que estás en tu primera semana de embarazo. Pero ¡error! En realidad, lo más probable es que te encuentres en la semana 4 de embarazo.

Los síntomas de la primera semana de embarazo

Recuerda que durante esta primera semana de embarazo aún se trata de una etapa temprana, por lo que los síntomas que únicamente podrías experimentar son los típicos que sueles sentir cuando tienes el período, ya que aún no estás embarazada.

Estos síntomas pueden durar de tres a siete días, y pueden incluir:

  • Sangrado vaginal. El cuerpo se está desprendiendo del revestimiento uterino, el cual contiene el óvulo no fertilizado del pasado mes.
  • Dolor en la zona de la espalda baja y calambres abdominales. Debido al desprendimiento del revestimiento uterino, el útero se contrae.
  • Hinchazón. Las hormonas fluctuantes pueden provocar hinchazón del abdomen, que comúnmente aparece antes y durante el período.
  • Cambios de humor e irritabilidad. Debido a la acción de las mismas hormonas fluctuantes, puede causar estragos en las emociones de muchas mujeres. Muchas pueden sentirse irritables, con cambios de humor o de ánimo repentinos.
  • Dolor de cabeza. Muchas mujeres se suelen quejar de dolor de cabeza o migrañas menstruales. Efectivamente, se trata de un a condición directamente relacionada con las hormonas.

¿Qué ocurre en el cuerpo de la mujer en la primera semana de embarazo?

En el interior del vientre, durante la primera semana de embarazo, el cuerpo no solo libera el óvulo no fertilizado del mes pasado. También empieza a formar un nuevo revestimiento uterino, que contendrá el óvulo que finalmente sí será fecundado el próximo mes. Efectivamente, este óvulo será el que con suerte será fertilizado y crecerá, hasta convertirse en un feto, y posteriormente en tu bebé.

Una vez se produce la fecundación del óvulo, y por tanto ocurre la concepción, los primeros síntomas de embarazo no ocurren de inmediato. De hecho, muchas mujeres pueden no sentir los primeros síntomas hasta pasadas las primeras 4 semanas de embarazo, cuando el período debería llegar. De forma que, ante el primer retraso, si se realiza una prueba de embarazo y está embarazada, es muy probable que dé positivo.

También puedes leer
Segunda semana de embarazo
Semana 2 de embarazo

No obstante, algunos de los primeros signos comunes de embarazo en las primeras semanas incluyen: necesidad frecuente de orinar, dolor o sensibilidad en los senos, náuseas y fatiga (o cansancio).

Una vez descubras que estás embarazada es muy probable que pienses cómo preparar tu cuerpo para que el bebé se desarrolle con normalidad. Si se trata de un embarazo planificado es posible que ya hayas empezado a tomar vitaminas prenatales, entre las que se encuentran nutrientes tan fundamentales como el ácido fólico, yodo, hierro o calcio, entre muchos otros. En caso contrario, es imprescindible empezar a tomarlas desde que descubras que estás embarazada.

También es buena idea comenzar el embarazo con un peso saludable, y completamente libre de malos hábitos, como por ejemplo es el caso de fumar y beber. Además, es recomendable reducir el consumo de cafeína a un máximo de una taza o dos de café al día, como mucho.

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2019. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Beemommy no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.