Estás leyendo
Semana 2 de embarazo

Semana 2 de embarazo

Segunda semana de embarazo

¿Crees que tienes 2 semanas de embarazo? Puede que en realidad no lo sea. Como ya te comentábamos en la primera semana de embarazo, la mayoría de ginecólogos y obstetras cuentan el embarazo desde el primer día del último período menstrual. Aunque esto puede parecer ciertamente extraño, se hace por un motivo en realidad sencillo: es la única forma de estimar una fecha más o menos exacta del momento en el que podría producirse el parto, ya que en realidad es imposible saber cuándo se ha producido la concepción.

Entonces, si crees que concebiste a tu bebé hace unas dos semanas aproximadamente, la realidad es que ahora posiblemente tengas cuatro semanas de embarazo, tal vez incluso cinco. De hecho, si así lo deseas, puedes pasar directamente a la cuarta semana de embarazo. Aunque para estos 7 días en los que te encuentras también tenemos cosas interesantes que contarte…

Pero si en realidad estás en la segunda semana de tu ciclo, y justo en estos días estás tratando de concebir, tenemos algunos consejos que brindarte.

Los síntomas de la segunda semana de embarazo: señales de la ovulación

Como probablemente sepas, quedar embarazada depende del momento oportuno en el que se practica la relación íntima, lo que significa que en realidad lo ideal es realizarla en el momento en el que eres más fértil. Esto ocurre alrededor de los días anteriores a la ovulación, y el día en el que verdaderamente ovulas. Por ejemplo, si tienes un ciclo regular de 28 días, es probable que ovules alrededor del día 15. Pero, ¿quién tiene en realidad un ciclo regular de 28 días cada mes?.

A las 2 semanas de embarazo, los síntomas relacionados con la ovulación pueden ayudarte a descubrir cuál es el mejor momento para tener relaciones sexuales, y aumentar así las probabilidades de concebir. Probablemente estarás ovulando si notas alguno de los síntomas que te indicamos a continuación:

  • Moco cervical tipo «clara de huevo». Quizá suene un poco extraño, pero es lo cierto. A medida que se acerca la ovulación, el moco cervical se tiende a volver delgado, fibroso y de color claro, con una apariencia que en muchas ocasiones recuerda a la que posee la clara de huevo. Esta es la consistencia ideal, ya que ayuda a los espermatozoides a llegar hasta el óvulo.
  • Dolor o sensibilidad en los senos. Los cambios hormonales asociados con la ovulación pueden ocasionar que los senos se sientan un poco doloridos y sensibles.
  • Dolor pélvico. A medida que el ovario libera el óvulo, es posible que puedas sentir una punzada pequeña a un lado del abdomen (esto es, desde el ovario del que se ha desprendido, ya sea el izquierdo o el derecho). Es lo que médicamente se conoce como «Mittelschmerz», llamado así por el médico que lo documentó por primera vez.
  • Aumento del deseo sexual. Es posible que tu cuerpo «sepa» que está ovulando, por lo que es común que en esos días aumenten las ganas de tener relaciones sexuales. El objetivo biológico es evidente: tener bebés.
  • Cambios cervicales. Si sueles revisar tu cuello uterino de manera rutinaria es probable que, durante la ovulación, notes que se vuelve más alto, más blando y más abierto.

Por otro lado, algunas mujeres compran un test de ovulación, que les puede ser de gran ayuda a la hora de determinar cuándo podrían ser más fértiles.

Una estrategia útil, y recomendada por la mayoría de ginecólogos, es la de tratar de tener relaciones sexuales cada dos días, desde aproximadamente el día 12 hasta el día 16 de tu ciclo menstrual. O, lo que es lo mismo, hacia el final de la segunda semana del ciclo hasta el comienzo de la tercera.

También puedes leer
Tercera semana de embarazo
Semana 3 de embarazo

¿Qué se siente en la semana 2 de embarazo?

Si concibes a las 2 semanas de embarazo debes saber que los síntomas no aparecen de inmediato. De hecho, aún hoy no podrás saber con certeza si estás o no embarazada, ya que para ello es necesario que haya una suficiente cantidad de hormonas del embarazo en el organismo como para que la prueba de embarazo pueda ser capaz de detectarla.

Esto debería ocurrir alrededor de la semana 4 de embarazo, que suele ser el mismo momento en el que probablemente tengas el retraso del período (y tiendas a ser más consciente de ello). Por ello, en torno a este tiempo, los niveles hormonales son lo suficientemente altos como para que ya existan algunos síntomas notables de embarazo. Aunque incluso algunas mujeres indican que comienzan a notar señales tempranas de embarazo incluso antes de la semana 4.

¿Y cuáles son esos primeros síntomas? Toma nota:

  • Ligero manchado. Aproximadamente entre 5 a 10 días después de la concepción puede ser posible notar un poco de manchado. Esto es causado por el embrión tras implantarse en la pared uterina (implantación).
  • Micción más frecuente. Las hormonas del embarazo pueden provocar que tengas una necesidad mayor de visitar el baño.
  • Pechos doloridos y/o areolas más oscuras. Casi tan pronto como aparecen las hormonas del embarazo, el cuerpo de la mujer comienza a preparar sus pechos para amamantar al bebé. Fruto de ello los pechos tienden a sentirse más doloridos, y las areolas se vuelven oscuras (con el fin de que el bebé, una vez nazca, pueda ser capaz de verlos mejor).
  • Náuseas matutinas. Se trata posiblemente de uno de los síntomas más notorios y conocidos. Aunque generalmente no suelen aparecer hasta la semana 4 o 5 de embarazo.
  • Cansancio. Puede ser una pista clara para muchas mujeres. Ya que su cuerpo necesita una cantidad ingente de energía para ayudar al bebé a crecer, el cansancio o la sensación de fatiga suele estar muy relacionado.
Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2019. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Beemommy no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.