Estás leyendo
El tiempo lo es todo: cómo quedar embarazada más rápido

El tiempo lo es todo: cómo quedar embarazada más rápido

En ocasiones, conseguir el embarazo puede ser difícil, incluso aunque se planifique. Existen una serie de consejos sencillos que pueden ser de gran ayuda.

Quedar embarazada más rápido

Quedar embarazada más rápido depende, en realidad, de una amplia diversidad de factores. Pero, sobre todo, uno de los más importantes es asegurarse de que el esperma se encuentra con el óvulo en el momento más adecuado del ciclo menstrual. Y, en realidad, existen varias maneras que pueden ayudar a determinar exactamente cuándo ocurre.

Como manifiestan muchos especialistas, cuando una pareja intenta quedar embarazada, casi se podría decir que «el tiempo lo es todo». No importa que la mujer tenga un óvulo perfecto, y el hombre el esperma perfecto; es inútil si no se encuentran en el momento oportuno y adecuado.

Y, para que esto ocurra, es necesario que la relación íntima se lleve a cabo el día de la ovulación, que es cuando el óvulo maduro es liberado del ovario. O, bien, unos días antes, ya que los espermatozoides son perfectamente capaces de vivir en el tracto reproductivo femenino durante varios días (entre 2 a 3 días aproximadamente).

De esta forma, los especialistas aconsejan tener relaciones sexuales cada dos días a lo largo del ciclo menstrual, para asegurarse de hacerlo en el momento adecuado. O bien, aprender cómo identificar cuáles son los días más fértiles, y programar las relaciones únicamente para esos días.

¿Cómo es tu ciclo menstrual?

Existe una idea tremendamente falsa -y muy común- sobre la fertilidad, que dice que cada mujer ovula, y además es más fértil, el día 14 de su ciclo menstrual. Pero esto únicamente es cierto en aquellas mujeres que tienen un ciclo menstrual regular y perfecto de 28 días, algo que en realidad no ocurre muy a menudo.

Es más, la ovulación no ocurre 14 días después de que comience la menstruación, sino por lo general 14 días antes. De esta manera, si tienes un ciclo muy regular, puedes estimar la fecha de ovulación restando dos semanas a la fecha de tu próximo período. 

Pongamos un sencillo ejemplo: si tienes un ciclo que suele ser regular, de aproximadamente 30 días, posiblemente ovules alrededor del día 16. Y si tu ciclo regular es de 26 días, entonces probablemente ovules alrededor del día 12.

Utiliza un monitor de fertilidad

Especialmente indicado para aquellas mujeres que tengan un ciclo menstrual irregular, en la farmacia se venden unos kits de predicción de la ovulación que pueden ser de enorme ayuda, ya que pueden ser muy útiles para ayudar a la mujer a determinar cuál es su fase fértil.

Estas herramientas utilizan la primera orina de la mañana con el fin de medir la conocida como hormona luteinizante, que surge justo antes de la ovulación.

¿Y cómo utilizarlo? Es muy sencillo, de forma similar a la típica prueba de embarazo: solo tienes que orinar en un palito de pequeño tamaño, y te indicará si te encuentras o no cerca de la ovulación.

Tómate la temperatura antes de levantarte de la cama

Hacer un gráfico de la temperatura basal corporal es muy útil para descubrir en qué día posiblemente has ovulado, especialmente si te tomas la temperatura corporal de la mañana, exactamente antes de levantarte de la cama. Se convierte en una opción interesante a la hora de determinar la ovulación.

También puedes leer
Tiempo para quedar embarazada

La temperatura normal de una mujer que aún no ha ovulado se sitúa entre los 35º a 37º Celsius. Sin embargo, una vez se ha liberado el óvulo, la temperatura basal corporal aumenta aproximadamente medio grado, y permanece ligeramente elevada hasta justo antes de la menstruación.

Si además realizar un gráfico durante varios meses (o durante algunos ciclos menstruales), e ayudará a predecir la ovulación sobre todo si tu ciclo es regular.

Revisa tu moco cervical

Existe un líquido corporal que puede brindarte una información valiosa de tu ciclo, sin la necesidad de utilizar ningún otro dispositivo cervical: es conocido con el nombre de moco cervical, y unos días después del período, este líquido puede estar seco o pegajoso.

Sin embargo, cuando la mujer es más fértil, el moco cervical se vuelve elástico y resbaladizo, con una apariencia o textura similar a la que posee la clara de huevo cruda.

Cuando el moco cervical adquiere esta textura es un indicativo de que te encuentras en el momento más fértil del ciclo.

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2019. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Beemommy no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.