Estás leyendo
Quedarse embarazada a la primera

Quedarse embarazada a la primera

Aunque no es lo habitual, algunas parejas conseguir quedarse embarazadas el primer mes de intento.

Quedarse embarazada a la primera

¿Qué tan rápido es posible conseguir el embarazo? Si bien es cierto que algunas parejas pueden concebir el primer mes que lo intentan, la realidad es bien diferente: la mayoría se quedará embarazada entre tres a seis meses después de empezar a practicar relaciones íntimas sin la debida protección anticonceptiva. No obstante, el tiempo que se tarde en conseguir la concepción depende de muchos factores. ¿Los más importantes? La frecuencia con la que se tengan relaciones, si éstas se realizan durante los días más fértiles, la edad y si existen -o no- problemas de fertilidad en algún miembro de la pareja.

¿Cuáles son las probabilidades de conseguir el embarazo de inmediato?

Algunos investigadores de Alemania se hicieron esta misma pregunta e intentaron preguntarse qué tan rápido las parejas pueden esperar a la hora de conseguir el embarazo. En este sentido, los científicos estaban especialmente interesados en descubrir qué tan común era la infertilidad y la conocida como subfertilidad.

Así, la subfertilidad puede ser definida como alguien que tarda más que el promedio en quedar embarazada, pero que finalmente tendrá éxito por sí solo y sin ningún tipo de ayuda médica (esto es, que conseguirá la concepción y por tanto se quedará embarazada).

En dicho estudio participaron un total de 346 mujeres que practicaban métodos naturales de planificación familiar con el fin de quedarse embarazadas. Estos métodos incluyen cosas como la observación del moco cervical y la cartografía de la temperatura basal del cuerpo, como formas para descubrir cuándo pueden -o no- estar ovulando. Y pueden ayudar, de hecho, a determinar cuándo son los días más fértiles.

Además, este grupo de parejas conocían qué días debían tener relaciones si querían quedar embarazadas, de manera que las relaciones sexuales no se encontraban detrás de las causas de la imposibilidad de concebir.

Los resultados fueron ciertamente interesantes:

  • Luego de un mes de intento, el 38% estaba embarazada.
  • Después de tres meses de intentarlo, el 68% estaba embarazada.
  • Después de seis meses de intentarlo, el 81% estaba embarazada.
  • Después de doce meses de intentarlo, el 92% estaba embarazada.
  • En total, de las 346 mujeres participantes, 310 concibieron.
  • El 10.4 por ciento restante (equivalente a 36 mujeres), no consiguieron el embarazo.

Por tanto, si miramos únicamente a las parejas que finalmente sí se quedaron embarazadas, podemos obtener las siguientes cifras estadísticas:

También puedes leer
Menstruación después del aborto

  • El 42% consiguió el embarazo en el primer mes de intento.
  • El 75% lo consiguió el tercer mes.
  • El 88% lo consiguió a los seis meses.
  • El 98% lo consiguió a las doce meses.

¿Qué ocurre con las parejas que no pueden quedar embarazadas después de un año de intentarlo?

¿Qué pasa con las que no quedan embarazadas después de un año? Si no has conseguido el embarazo después de un año de intentarlo, o después de seis meses de intento si tienes 35 años de edad o más, es necesario consultar al médico.

Y es que mientras que el 10 por ciento de las parejas no pueden quedar embarazadas después de los 12 meses de intentarlo, la mitad de este grupo se quedará finalmente embarazados luego de 36 meses de intentarlo. De esta forma, alrededor del 5 por ciento de las parejas lo intentarán durante cuatro años, y aún así, no quedarán embarazadas.

Por tanto, es poco probable que este grupo de parejas puedan quedarse embarazados sin la debida ayuda médica.

Algunos consejos útiles que te podrían ayudar a quedarte embarazada a la primera

  • Registra la frecuencia de tu ciclo menstrual. Una mujer que quiere quedarse embarazada debe controlar si los primeros días de sus períodos tienden a tener la misma cantidad de días, cada mes, lo que terminará por ser considerado como regular. Por el contrario, los períodos pueden ser irregulares, lo que significa que la duración del ciclo varía de un mes a otro. Por tanto, es sumamente útil anotar toda esta información en un calendario.
  • Monitorea tu ovulación. Ya sea con un kit casero útil para predecir la ovulación (que podrás encontrar en las farmacias y que es útil para detectar la hormona luteinizante en la orina), o bien observando tu moco cervical, son dos opciones excelentes a la hora de saber si estás o no ovulando.
  • Mantener relaciones cada dos días durante el período más fértil. La conocida como «ventana fértil» es un período que abarca un intervalo aproximado de seis días: los cinco días anteriores a la ovulación y el día de la misma. Esto son los días de cada mes cuando una mujer tiende a ser más fértil.
  • Esfuérzate por tener un peso corporal saludable. Tener sobrepeso u obesidad puede reducir las posibilidades de una mujer de concebir. Y ser demasiado delgado también puede hacer que sea una tarea algo más complicada. ¿El motivo? Según las investigaciones, una mujer con sobrepeso puede tardar el doble de tiempo en quedar embarazada, con comparación con una mujer cuyo IMC (Índice de Masa Corporal) se considera normal. Así, una mujer con bajo peso podría tardar hasta cuatro veces más en concebir.
Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2019. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Beemommy no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.