Estás leyendo
Puré de chirivía, nabo y zanahoria para el bebé

Puré de chirivía, nabo y zanahoria para el bebé

De textura suave y sabor dulce, el puré de chirivía, nabo y zanahorias es ideal para bebés a partir de 12 meses.

Cómo hacer puré de chirivías, nabo y zanahorias para el bebé

Tanto el nabo como la chirivía (y junto con la zanahoria) son algunos de los primeros alimentos que podemos dar al bebé durante la denominada como fase del destete, que comprende habitualmente entre los 4 a 6 meses de edad. Aunque la introducción de la alimentación sólida en esta época no significa eliminar la lactancia materna.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna hasta los 2 años o más, mientras que la la Academia Estadounidense de Pediatría aconseja hacerlo durante al menos el primer año de vida.

No obstante, mientras que la zanahoria puede darse en forma de puré a partir del sexto mes de vida, se aconseja empezar con el nabo o con la chirivía a partir de los 12 meses, como también ocurre con otros maravillosos y nutritivos ingredientes, como podría ser el caso de la remolacha, las acelgas y las espinacas.

Te proponemos en esta ocasión un delicioso puré de chirivía, nabo y zanahoria, ideal para el bebé a partir de los 12 meses, gracias a su sabor dulce, y por ser un puré realmente nutritivo y exquisito.

Ingredientes:

  • 50 g de chirivía
  • 100 g de nabo
  • 100 g de zanahoria
  • 300 ml de agua

Preparación:

Lava bien las zanahorias, el nabo y la chirivía. Luego pélalos y trocéalos bien. Pon estas verduras en una cacerola, cubre con agua, y lleva a ebullición. Una vez alcance este punto, tapa y deja que se cueza a fuego lento durante 30 minutos (o hasta que las verduras estén tiernas).

Con la ayuda de una espumadera retira las verduras, y con un poco del agua de la cocción, pon todos los ingredientes en el vaso de la batidora, triturándolo todo bien. Vuelve a añadir más agua de la cocción si lo deseas, hasta conseguir la textura y consistencia deseada.

Recomendación: Si lo deseas, puedes añadir a este puré 100 gramos de patata o de calabaza, lo que aportará aún una textura más suave y deliciosa.

¿Qué beneficios ofrece al bebé este delicioso puré de chirivía, nabo y zanahoria?

Lo cierto es que este puré, además de ser de sabor dulce y muy nutritivo, aporta interesantes beneficios y cualidades nutricionales para el bebé.

También puedes leer
Cómo hacer un puré de calabacín para bebés

Zanahoria y nabo

Por un lado, el nabo es un alimento sumamente rico en vitamina C y vitaminas del grupo B, las cuales son fundamentales para el correcto desarrollo del sistema nervioso. Además, destaca por su elevado aporte en fibra, ideal para combatir el estreñimiento, tan frecuente en bebés pequeños.

Por el otro, la chirivía también destaca por su aborte en fibra y vitamina C, lo que se une a su contenido en vitaminas del grupo B, magnesio, selenio, cobre, zinc y vitamina K, entre otros interesantes nutrientes. Por su sabor dulce y delicioso, se convierte en una auténtica delicia para los más peques de la casa.

Mientras que, la zanahoria, combina su sabor dulce con su textura característica. Posee cantidades interesantes en carotenos, un derivado de la vitamina A que favorece la visión, así como el crecimiento de los huesos y los dientes de leche del bebé.

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2019. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Beemommy no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.